miércoles, 7 de noviembre de 2007


Dile a Barcelona de mi parte lo siguiente:
que no se haga la interesante cada vez que voy a verla;
ella y yo sabemos que no hay para tanto,
y a pesar de todo, me sigue engañando.
Que la quiero y me irrita al mismo tiempo,
(aunque ella ya lo sabe:
se ha hecho la dura muchos ratos,
en los que tampoco hacía falta).
Que no se le suban a la cabeza los rumores:
todos quieren vivir en Barcelona,
pero los míos
que también se fueron,
no son imprescindibles donde están
y aún así
no vuelven.
(Será que no lo pone fácil).
Recuérdale también que no se contagie
de la inapetencia de lo sofisticado
aunque los modernos coman poco;
que ojito con el orgullo
de cambiar las cosas de sitio cada día:
no sabemos dónde están cuando volvemos,
y nos cansamos de buscarlas.

Dile a Barcelona que me apetecería desordenarla
como se hace con el cajón de la mesilla
cuando se vacía encima de la cama:
que ya está bien de tanta lógica aplastante,
de tanto civismo impracticable,
que de poco sirve tanto orden
con esta falta de sangre.
Pídele que no me maree
con los contraluces en mi pelo
ni con la manga corta en noviembre.
Que deje de seducirme
como lo hace con los demás;
y que por lo menos cuando vuelva,
a mí, que me trate diferente.

Que me apetece ser caprichosa como ella.


12 comentarios:

Carmen Moreno dijo...

"Ve y dile..." que diría el Calderón o lo mismo en palabras de Ruibal "Vas y la dices...". Mujer, si en el fondo ella no es mala, lo que ocurre es que es un poco rara, pero tampoco era pa ponerse así, ¿no?

Anónimo dijo...

Che bella lettera. Che profumo di amore e odio emana ciò che più amiamo. Ciò da cui ci allontaniamo per desiderarlo con più forza, per cercare e riscoprirne il gusto assopito dalla lontananza. E che nostalgia. Mi dispiace non poter assaporare fino in fondo il significato di queste parole. Mi accontento di godere del suono, dell'aroma, del profumo. Che bello leggerti. Che bello imparare dalle tue immagini.
Un abbraccio forte.
A.

Suricato (1/2 parte) dijo...

"pero los m�os
que tambi�n se fueron,
no son imprescindibles donde est�n
y a�n as�
no vuelven"

DILE A BARCELONA QUE NUNCA SER� LA MISMA SI TU NO EST�S.

Lara dijo...

¡Qué bueno, Mariona!!!
Se me han puesto los pelos de punta a mí, que acabo de volver de Sevilla, pero con la contrapartida de me he vuelto con ganas de escribirle un tango de amor porque estaba Tan Bonita...


Besos, besos.

Kika... dijo...

Yo también quiero ser caprichosa como Barcelona. Qué idilio mantengo con esa ciudad...

Besos y magia,
K

nán dijo...

Yo le regalaría tu poema a todas las sus señorías que poder tengan por allí, falsearía con él las cartas de los restaurantes de más de 15 euros de la zona y, además, me encantaría que me lo recitaras personalmente en cualquiera de los bares de allí que tú debes conocer. De lo que me ha gustado, fíjate.

síl dijo...

mariona! m'has deixat bocabadada! em sembla una fotografia magnífica de la ciutat... a mi m'encanta viure-hi però a vegades sento que em fa mal...

un petonàs enorme i espero que a la propera visita la ciutat es posi a les teves mans (a més de als teus peus)

Lena dijo...

Chapó Mariona! Qué retrato más intenso. Si yo fuera Barcelona me encantaría que me dijeran las cosas tan claritas y con tanto arte!

Salut!

acróbatas dijo...

ains... precioso Mariona...

Me has dejado sin palabras...

vega dijo...

oh! me ha encantado!!! llego tarde, ya, así que ya te lo han dicho arriba...
me encanta eso de "me apetece desordenarla" es estupendo desordenar las ciudades (aunque a lo mejor lo digo yo que soy una desordenada incurable).

En fin, besos como si fuese barcelona (vamos, caprichosos)

Lara dijo...

Marion: ¿dónde está usted después de este éxito???

mariona dijo...

(...hola...)
me estaba dejando querer por Madrid después del affair extraño del pasado fin de semana con Barcelona...
qué le vamos a hacer... me tomé en serio lo de ponerme caprichosilla y coqueta... pero ya he vuelto.
besos, besos y besos a todos. (gracias, muchas)