martes, 30 de octubre de 2007



ARRÁNQUEME, señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.
La noche/2 Eduardo Galeano
(El libro de los abrazos)

8 comentarios:

síl dijo...

m'encanta aquest llibre!!!!!!!! és preciós... ai, com m'agradaria que algú em despullés de dubtes i pors...

petons

pd. algú s'ha pres molt en serio lo del mitjons blancs,eh? ;)

Carmen Moreno dijo...

Precioso texto de Galeano, uno de los grandes. Hermosísimas fotos.

Gracias por traer tanta belleza.

Aina dijo...

¡Qué bien descubrirte aquí Mariona!.
Un placer pasear por tus palabras.
Besazo

Lena dijo...

Muy bueno el post. Me hace gracia el "desnúdeme, desdúdeme". Casi me lo imagino diciendo: ¡Salgamos de una vez de ropas y dudas!

Sldos.

mariona dijo...

Sigue inquiétandome la señora que, delante de mi casa, tiende cada tres días una lavadora de calcetines negros. Estoy por preguntarle.
Un beso muy grande a todaaas!

Kika... dijo...

Si, esos calcetines negros producen orden en el lugar más desordenado del mundo: las cuerdas de tender la ropa...

Besos, guapa!
K

nán dijo...

Pues a mí me parecería una impertinencia que me dijeran eso. Y a ese señor, olvidándome de lo que le aprecio por otros escritos, le diría: "Caballero, vaya a aclararse las dudas usted solito, que ya tiene edad. Si después decide volver, discutiremos entonces lo de la ropa".

mariona dijo...

Jaja! Me parece un buen planteamiento pero... ¿y si luego no vuelve? ¿y si era otra duda? Lo de las ropas cada vez va más unido a lo de las dudas, se te presenta como la parejita... quizá hay que comerse el pack entero. O no sé... ahora estoy dudando...