martes, 11 de enero de 2011

11-1-11... y unas primeras veces...



(SER
PRIMERIZO
NO
ACOMPLEJA)


ONCEAVA
CAMINAR KILÓMETROS EN UNA PLAYA COMPLETAMENTE SOLA MIENTRAS LLUEVE A LO BESTIA.
AYER 10 ENERO 2011, LOMBOK, INDONESIA.
Y luego recorrerme con una moto una carretera del interior de la isla de dónde salían monos por todas partes.

DÉCIMA
DESPERTARME EL PRIMER DÍA DEL AÑO DELANTE DEL MAR HABIENDO DORMIDO AL AIRE LIBRE.
1 ENERO 2011, KO CHANG, TAILANDIA
No sólo eso. También primera vez en que el Fin de Año no es un stress.
Llegamos una panda de israelíes y yo (les había conocido el mismo día yendo hacia la isla) completamente desarmados, es decir: sin plan para un 31 de diciembre (qué alivio). La parte menos motivadora de la improvisación: no había sitio para dormir. Y ya era de noche, y nuestras mochilas pesaban, y empezábamos a desanimarnos. De repente una masajista salida de no sé dónde nos ofreció su carpa de masajes en la playa para que durmiéramos allí. Y no sólo eso: nos preparó un pequeño castillo, con mosquiteras de princesa y colchones azules en los que nos caímos poco después de deducir, sin uvas, que ya estábamos en el 2011.

NOVENA
UN MASAJE TAILANDÉS.
DICIEMBRE 2010, BANGKOK, TAILANDIA
La cosa va de masajistas prodigiosas. Y un masaje. En realidad, dos. El primero, un (auto) regalo: yo era la única viajera de todos los que conozco que tras cuatro meses por el sudeste asiático todavía no se había dado el capricho. Y decidí dármelo antes de acabar el año. El segundo, un regalo de Naima por haberle hecho un vídeo para su novio (nunca negué ser una chica fácil).
Ambos en el mismo sitio, y con la misma masajista. Prodigiosa, sí.
Reconozco que no es la idea mental del masaje relajante que uno tiene cuando quiere darse un lujazo de estos: nada de aceites, usan todo el cuerpo para masajear (de repente notas un codo en la espalda, y hasta te asustas) y tiene más relación con los estiramientos que con el placer. Pero a mi me pareció espectacular, y tomé conciencia de todas y cada una de las partes de mi cuerpo, y añadiría: ¡todas dolían!

OCTAVA
TARDES CON MONJES BUDISTAS EN SUS HABITACIONES ADOLESCENTES
DICIEMBRE 2010, LUANG PRABANG, LAOS
No me acuerdo cómo acabé haciéndome la pandillita de monjes con los que pasé las primeras tardes en Luang Prabang. Al principio me daba cierto reparo entrar en sus cuartos, pero me asumieron con tanta naturalidad que se me pasó. Quedábamos en la entrada del Templo (tomorrow here three o clock), y nos metíamos en sus habitaciones, dónde escuchábamos música y básicamente quemábamos las horas como se queman cuando tienes 15 años. Difícil para mi mantener la concentración para acordarme que no podía tocarles (las mujeres no podemos hacerlo).
Lo que me dio a pensar que igual toco demasiado.
Tiernos momentazos.

SÉPTIMA
RECORRER VARIOS DÍAS SEGUIDOS UN PAÍS EN BICICLETA
DICIEMBRE 2010, LAOS
Nunca he tenido especial devoción por las bicicletas. Me daban envidia los ciclistas devotos por tener un sentimiento siempre fiel y sentirse tan vinculados a la filosofía del pedaleo. Pero a mi no se me movía nada.
Después de recorrer cada sitio de los que he estado en Laos a dos ruedas, me declaro ciclista incondicional, o por lo menos, he descubierto que es genial viajar en bicicleta, obviando además lo barato y ecológico.
Una primera vez tardía. Pero oiga.

SEXTA
PASAR 26 HORAS SEGUIDAS DENTRO DE UN TREN DE UNOS MIL CHINOS SIENDO LA ÚNICA OCCIDENTAL
NOVIEMBRE 2010, TREN GUANGZHOU-KUNMIG, CHINA
Y sobrevivir! A esta le tenía especial miedo. Los tópicos son ciertos: los chinos no son limpios. Tienen un montón de cualidades, pero son guarretes, qué le vamos a hacer. Total, que después de todo lo que había visto los días previos tenía pánico a ese tren, y a esas horas. Evité las bebidas para no tener que ir al lavabo, me tomé dos fortasec a modo prevención, y un par de valerianas para dormir. Y porque no tenía más cosas.
Al final, no fue para tanto. No pude hablar con casi nadie (como tantas otras veces en China) pero me lo pasé bien.

QUINTA
UNA SEMANA ENTERA CON ESCALADORES
NOVIEMBRE 2010, YANGSHUO, CHINA
Y hablar sólo de escalada. Algo que, para alguien como yo, que me encanta quedarme quieta mirando como suben las escaleras mecánicas de cualquier sitio, fue un auténtico descubrimiento. Aluciné con la pasión (y la obsesión).
Fueron unos días especiales en un lugar igual de especial, Yangshuo, el pueblo en el que Akira Toriyama se inspiró para dibujar Dragon Ball.

CUARTA
AMANECER EN UN 25º PISO ENMEDIO DE UNA URBE DE 13 MILLONES DE HABITANTES
NOVIEMBRE 2010, GUANGZHOU, CHINA
Todo en esa ciudad tuvo algo de primera vez. Estar tantos días con mi hermano después de tantos años sin vivir juntos, convivir con chinos, comer cosas riquísimas y absolutamente desconocidas, no ser capaz de comunicarme verbalmente y tener que llevar un papel con todo escrito...
China en sí es una primera vez constante, tan marciana, tan lejana, tan gigante, tan ruidosamente aclaparadora y tan brutal.
TERCERA
VER TORTUGAS Y BABY SHARKS EN EL MAR
OCTUBRE 2010, ISLAS PERHENTIAN, MALASIA.
Las Perhentian no fueron lo más en cuanto a Islas,
teniendo en cuenta que venía, además,
muy eclipsada de las islas tailandesas en las que
había estado antes. Sin embargo, los snorkellings
de allí merecieron muchísimo la pena: además de
las tortugas y los tiburoncitos, nadé entre
los peces más psicodélicos que he visto jamás.

SEGUNDA
LLEGAR A UNA CIUDAD CON 365 DÍAS POR DELANTE PARA INVENTAR.
BANGKOK, SEPTIEMBRE 2010
Pues eso.


PRIMERA
UN VIAJE CON MI MADRE Y CON MI HERMANA.
ISTAMBUL, SEPTIEMBRE 2010
Una tan deseada primera vez. Y mira que no era tan difícil.
Fue el arranque, el origen, la fuerza. Lloré como una posesa al despedirnos. Ellas a Barcelona y yo a Bangkok. En realidad lloré por dentro casi todo el viaje. Estaba cansada y todo estaba a punto de empezar. Cómo sería. Casi pierdo las ganas.
Y era tan fácil, con ellas. Tan fácil. Cinco días de no tener que contar demasiado, sólo estar. Cinco días de reconocerse. De poder ser todo el rato lo que somos. Cinco días dónde juntamos todos los tópicos de felicidad: reír, hacernos muchas fotos y ser muy patosas.
Divertido, básico. Y dulce.
Una de las mejores primeras veces.

13 comentarios:

Lara dijo...

Dejando la envidia y etc atrás por esta vez: qué bonito, coño!!!!!!!!!!!

Ariadna dijo...

uau!!! clar que no acomplexa ser un novato en aquests casos en els que, segurament, son pocs els qui tenen el privilegi de viure'ls! Em quedo amb l'onzena...segurament el millor passeig per la platja! M'ha encantat el decàleg + 1, brutal, com sempre!!!

Ana dijo...

Una vez más, me declaro fan incondicional tuya y de tu viaje. Estoy con Ari, lo de la playa, la lluvia y los monos me ha dejado de medio lado!!!! Y lo de la carpa en la playa y las mosquiteras de princesa... Y los baby sharks y las tortugas... Y el primer viaje con mamá y hermana... ay...
Seguir tu blog motiva!!!!

Romi dijo...

La semana pasada me asomé por aquí después de haberlo olvidado. Ahora son superfan de tu blog.
Disfruta a lo grande mientras se nos cae la baba en la distancia.
Un abrazo fuerte!
e-n-v-i-d-i-a :)

Elena Lechuga dijo...

admiro tu valentía y tu fuerza.

javier dijo...

Increíble, maravilloso, una vez más me dejas sin palabras :)

mariona dijo...

Besos a todos desde aquí, este rinconcito de mundo, Gilli Islands en Indonesia. (disfruto y añoro)
¡Qué alegría encontraros!

mariona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

IMPRESSIONANT !!!!!!....Uffff!!!! Segueix disfrutant d'aquesta gran experiència!!! I segueix oferint-nos aquests relats tan autèntics.
Petons molt grans a les dues!!!

Anna Estapé

TaKashiMike dijo...

Vaya me despisté, acostumbrado como Nirvana a ritmos de la Era unplugged", y resulta que los tanques llevan cuatro días llenos de gasolina de primera calidad.

Ummm ¡Qué bien sabe!!!

Que sigas disfrutando y haciendo disfrutar...Lo grande de la vida es que, es el único curro donde no te exigen experiencia previa.

MUCHOS BESOS.

NáN dijo...

Cojonudo. Todo. Sin más.

Virginia Barbancho dijo...

MARAVILLOSO!!!!

Vivan las primeras veces, vivan tus relatos, la vida y la ilusion que transmites en ellos, y viva la madre que te pario! Guapa!!!

Besos a mil!

kay dijo...

Me parece increíble que en todo esto no hayas dejado cadáveres enamorados a modo de miguitas. Yo me enamoraría de ti :)