domingo, 30 de marzo de 2008

Vuelves a mi
con tus ganas de movimiento.
Has estado ocho meses fuera.
Pareces otro sólo por lo placentero
de salir al mundo y descubrirse pequeño.
Qué guapo estás.

Llevas encima la convicción
(la que hoy le molesta a mi envidia)
de que aquí se ha vivido con la misma intensidad,
y que hay que estar como tú,
soltando adrenalina,
“No puede ser que sólo tengas que contarme esto,
mujer: han pasado ocho meses!”

Qué mania con que te estoy escondiendo algo.
Ojalá.
Me pones de mal humor.
No eres más que la confirmación de lo que yo también creo.
pero me tengo que defender.
“Cuando yo me vaya espero volver como tú.
Pero es así. Aquí no ha pasado casi nada”.
Y te vas, extrañado, sin creértelo del todo.

Te tiraría un zapato por incrédulo 
-¡encima!-
y por valiente: 
Tú ya te has ido
y yo no.

No sé si es buena idea seguir mirando por la ventana cada tarde.


12 comentarios:

Marian dijo...

Yo tampoco sé si es buena idea seguir mirando por mi ventana cada tarde, pero hasta que llegue el momento de ser valiente, es lo único que puedo hacer...

(Me ha gustado mucho tu post :), y me resulta tan familiar)

Un besote

carmen moreno dijo...

El que vuelve siempre nos ve como extraños, pero no somos nosotros los que hemos cambiado, ¿o sí? Tampoco es malo mirar por la ventana...

Reb dijo...

las experiencias internas suelen ser las más intensas. A veces es bonito viajar con el mar en calma

Virginia Barbancho dijo...

Resumir ocho meses de viaje no debe ser fácil, puede que mejor así.

acróbatas dijo...

Ufff, no se cuantas veces lo he leído ya... hay contundencia en tus palabras pero las has unido, una a una, tan bien...

Un petonet enorme!

Teclado e Mouse dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Teclado e Mouse, I hope you enjoy. The address is http://mouse-e-teclado.blogspot.com. A hug.

síl dijo...

y yo que vuelvo... y tengo miedo de lo que voy a encontrar... :S por suerte te sigo encontrando a t� entrelazando frases y im�genes igual de espectaculares como siempre...
un peton�s

NáN dijo...

Para el que vuelve, los que han cambiado son los otros. En realidad estamos cambiando todos constantemente: pero solo si has estado cuatro meses sin ver a tu hijo te das cuenta de que ha crecido.

Apoyo, a medias, a Reb: el viaje interior es tan intenso, atractivo y válido como el exterior. No más, sino igual.

mateu dijo...

el viaje de cada uno es el que cuenta, con kilómetros inversos o centímetros simétricos. y será lo interesante o apasionante como lo queramos vivir.
a veces no hace falta esar muy lejos para echar de menos a alguien. y a veces solo la distancia, sin más, es pretexto para extrañar.
no dejes de mirar por la ventana, porque no sabes quien puede pasar por la calle. quizá no pase quien tu esperas, però quizá quien pase es alguien que te está buscando.

AROA dijo...

vuelve vuelve
los miércoles
y aquí
marioneta
que te extrañamos hombre!

acróbatas dijo...

eso eso
vuelve vuelve

te echamos de menos...

petonets

eu dijo...

los ojos brillando mirando trás la pequeña ventana que esconde un universo de vidas.
Como siempre, llego tarde a todo, ni si quiera sé como llego pero no es a tiempo... pero si con ganas. Ganas que quedan atrapadas en cada letra que leo y me emociona.
Mira que mantengo sucias las ventanas para no mirar através de ellas y volar... pero aquí sigo.
la vida es movimiento....