martes, 26 de febrero de 2008

El camaleón anímico de mi casa 
se ríe de la angustia de ser iguales y muchos.
En su vestido de hoy no le preocupa el hormiguismo anónimo,
y diría que se sabe distinto a pesar de la misma ruta
que los otros.
Por eso le grita a la piel muerta que ha mudado en su terrario
     que tendría que haber hecho lo mismo.
   REÍRSE

3 comentarios:

Spunky dijo...

¡Bonita foto!

Saberse distinto y camuflarse entre la masa da para reírse… desde tu terrario.

Besos y grillos

acróbatas dijo...

Bravoooo! Como siempre!

Ens veurem dijous? ;)

Petonet

síl dijo...

genial!