martes, 18 de septiembre de 2007


Será mejor en luz de día,
te repito.
sin mañana, sin desayuno,
sin que ofendan las naranjas silenciosas.
Porque yo no sé sin desayuno,
-te lo dije-
pero quiero mi tostada untada
si estamos.
Mejor en luz de día
y creerás que la camisa de noches
es menos transparente.
Las transparencias están por todas partes, ahora.
No hablaremos ya en susurros
de los que también de día,
porque sin ser nuestros, por la tarde
nos sonarán ridículos.
Tomaremos la tarde sola,
con hielo, como mucho
y nuestras voces, sin mezclas,
en un nuevo desnudo tan distinto,
nos sacarán del terciopelo.


(fotos: Parque natural de l'Albufera, Valencia)

5 comentarios:

Lara dijo...

Qué poema, Mariona...

mariona dijo...

Jooo, en un ataque de autoestima poco objetivo a uno le sienta muy bien tu magia concisa (porque es tuya, claro). Gracias. Estamos con Roberto y has estado muy presente en nuestro Lavapiés. A ver si dejas de ser palabras dulces con cara. Un beso grande (grande)

síl dijo...

nena, ets una artiste renaixentista, eh? completa, completa ;)
petons

sònia dijo...

ais, yo quiero que seas tu la que me unte la tostada por las mañanas, y a cambio te ofrezco ese cafe con leche sin el que no somos las mismas.
et llegeixo tan a prop com sempre, no has perdut el teu do.
Milpetons

mariona dijo...

mua, mua, i mua! Preciosa, que no ets una altra cosa!